viernes, 11 de diciembre de 2015

En construcción (disculpen las molestias)

Es este un año intermitente, lo sé... 
No es fácil llegar a todo cuando haces hasta lo imposible.
Dos niños, un trabajo, una casa, familia, amigos, cuidar, cuidarse... 

Hace ya unos años que mi vaso está bastante lleno, que continuo haciendo mucho pero mi cuerpo me dice basta... Los cambios no son fáciles pero hay que planteárselos, verdad? 

Por eso desde hace unos días he decidido colgar un cartel en mi mente,
"En construcción"

Podría contaros lo mismo de cada Diciembre, mis tarjetas, mis galletas, el calendario de adviento, la decoración de una mesa...
Pero he decidido compartir lo que realmente siento, lo que necesito:

"Fui posponiendo todas las cosas,
ocultándome entre las ramas de algún amor precipitado,
escondiéndome entre el efímero calor 
de las buenas palabras de amigos que me quieren ver bien,
huyendo siempre hacia delante,
evitando ver lo que tenía dentro, 
tratando de dar al destino con la puerta en la cara,
pero tuve que rendirme. 
No pude eludir la cita que tenía conmigo
y tuve que bajar hasta el fondo de mi mismo,
igual que un hombre que baja al cuarto de calderas sin linterna.
Allí estaba mi tendencia a agradar al resto
tapando el miedo a que no me quisieran,
mi necesidad de mostrar que soy inocente
sin saber nunca de qué, 
un hueco en la pared hecho de ilusiones rotas,
los miedos que nos inculcaron nuestros padres,
que les inculcaron a nuestros padres,
que les inculcaron a sus padres,
el rencor que me dejaron las promesas incumplidas,
las expectativas hechas pedazos
y decidí no tratar de achicar el agua de ningún Titanic,
no quise correr, decidí sentarme a mirar
y ver que toda esa porquería también forma parte de mi,
y no quise recogerla y tirarla por la ventana
sino entender de dónde venía 
y perdonarme por no ser perfecto
y por eso no tiene final este poema, 
porque estoy en ello"
Marwan 

Así que ... 
"En construcción (disculpen las molestias)"

viernes, 27 de noviembre de 2015

Dos

Ser dos es
no ser   

casi ninguno 

(Pablo Escribano Ibáñez)


Cada día me cuesta más entender la capacidad del ser humano para convertir lo bonito, lo increíble, lo esencial… en algo horrible y repugnante.

El amor, eso que resume todo por lo que un corazón late sin cesar, algunas personas lo convierten en ahogo fatal…

Ojalá "Dos"nunca implicara un mal amor…


viernes, 20 de noviembre de 2015

Estamos a tiempo.

Aún recuerdo perfectamente el 11 de septiembre de 2001, lo que hacía justo antes de que me quedase paralizada delante del televisor toda una tarde.

El 11 de Marzo de de 2004 me despertaba como cada día con las noticias en la radio, recuerdo que no quería ir a trabajar, sólo pensaba en escuchar qué era lo que había pasado… y de nuevo me paralicé.

El siete de julio de 2005 en Londres… 

El viernes pasado me disponía a acostarme pronto para madrugar al día siguiente cuando una amiga me mandó un mensaje, ¿has visto lo de Paris?, me enganché al canal 24h…

Estos son acontecimientos "brutales" que sentimos como más cercanos y por este motivo, de forma egoísta y casi me atrevería a calificar de vomitiva nos sentimos más vulnerables. Pero el horror, la locura y la falta de escrúpulos son el pan nuestro de cada día en muchos lugares. La violencia a mayor o menor escala convive con nosotros, aunque la mayoría de las veces "miremos a otro lado" porque nos parece que no va con nosotros.

En qué mundo vivimos, qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos…

En estos días todos nos hemos enfrentado a preguntas de difícil repuesta. El miedo no es buen aliado y en este mundo digital es peligroso recibir tanta información sin saber "escuchar".

Hoy una compañera escribía en facebook algo que me gustó: "Esta mañana he visto un brillo oscuro en sus ojos. Adolescentes asustados y confundidos. Rechazan la violencia pero justifican el ojo por ojo… miran con  recelo al compañero de distinto color de piel, vecino de pupitre. Se regodean en los detalles morbosos compartiendo en redes sociales. Nos queda un gran trabajo por delante, esta no puede ser la generación del miedo, del odio. Estamos a tiempo". 

Pues me voy a quedar con eso, si señor. Quiero pensar que aunque en ocasiones la realidad nos supere, podemos seguir aportando nuestro pequeño granito de arena para intentar seguir sembrando educación, paz, respeto, amor, esperanza….


Estamos a tiempo.

Gracias Nuria por servirme de inspiración.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Y coincidir...

Mañana estaré en mi tierra.
Estoy emocionada porque me voy a la boda de una amiga. Eso supone no sólo verla feliz a ella, supone también compartir su alegría con todas las demás, y creedme, somos muchas y muy fiesteras.

Me encanta la idea de encontrarse, pensar en la magia para que dos personas conecten. Esto no quiere decir que tenga que estar hablando del amor absoluto, no, hablo de conectar con esa persona con la que trabajas, con tus amigos, con el vecino… evidentemente la química del amor es especial y quizás por eso sea tan frágil.

Pero, ¿nunca has pensado que somos tantos y tan diferentes, que es mágico haber encontrado a las personas que te llenen sea por el motivo que sea?.

Hoy quiero dedicarle mi viernes a María.
Sé que mañana cuidará cada detalle para que compartamos con ella una pizquita de su felicidad, para que disfrutemos y sepamos que se alegra de que estemos con ella.



 "Tantos siglos, tantos mundos, 
tanto espacio… 
Y coincidir"

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Una Mahou por ti!!!

No han pasado tantos años, pero si demasiadas cosas…

Cuando nos conocimos no teníamos la opción de wasapear constantemente, ni mandarnos fotos, no existía una necesidad enorme de vernos en cada momento, simplemente sabíamos que estábamos ahí y que si sucedía algo apareceríamos.

Nuestros mejores años fueron en la facultad y sólo nos veíamos los fines de semana, pero así nos poníamos al día, comentábamos, reíamos, discutíamos y mientras tanto crecíamos.

Ahora pienso con añoranza en esas noches, en ocasiones solas y en otras acompañadas, sin preocupaciones, charlando como si estuviésemos en el salón de casa y con nuestra mahou…

Hoy me encantaría invitarte a una cerveza, solas, simplemente charlar. Contarte que no he cambiado tanto en estos años, a pesar de las obligaciones que en ocasiones me alejan de mi esencia, a pesar de las prisas que me hacen perder a veces los papeles y de agobios que muestran mi peor cara… es entonces cuando echo el freno y busco la forma de volver a mi punto de partida.

Me gustaría que supieras que te echo mucho de menos, tu forma de respetar mis ausencias, de alentar mis aventuras y de frenar mis salidas de tono.

Una buena amistad es para siempre, da igual la distancia, los años o el tiempo que pases sin verte. Por eso hoy que cumples cuarenta, brindaría contigo por nuestra nueva década, deseando que todo siga igual, aunque nos abracemos sólo una vez al año.


Una Mahou por los amigos, por los cuarenta… 
una Mahou por ti!!!

viernes, 6 de noviembre de 2015

Formas de ser

Hace un par de semanas Juan tuvo que enfrentarse a un "reto". Le habían propuesto algo que nos parecía una aventura, una oportunidad, una experiencia… lejos de producirle ese cosquilleo de "cosa apetecible" para él supuso un comedero de cabeza y miedo a lo desconocido.

Él siempre ha sido muy prudente, necesita estar seguro antes de lanzarse y no digo que eso sea un problema, no, digo que cuando eso se hace extensible a demasiadas cosas o a todo aquello que te aleja de tu zona de confort, quizás debas trabajarlo.

Nos pasamos la vida intentando que todo sea perfecto para ellos, que no se caigan, que no tropiecen en la misma piedra dos veces, que no sufran… les protegemos demasiado y cuando crecen, al menos a algunos, les falta esa chispa de decisión que en muchas ocasiones es necesaria.

Juan resolvió su problema a su manera, lento pero seguro, no me importó que lo hiciera así. Lo que me hizo pensar fue que durante una semana se comiera la cabeza, estuviera irascible, sufriera hasta el último instante en el que explotó y me dijo: "necesito un poco de tiempo, tengo miedo…"

Cómo hacer ver a un niño que no siempre los miedos son buenos, que hay personas que necesitan ir más despacio y no pasa nada por reconocer nuestra forma de ser e intentar gestionarlo.

Fue entonces cuando vi este corto de animación y pensé que charlar sobre un muñeco de lana sería más fácil…


A way of Being from Kobi Vogman on Vimeo.

Está claro que nuestros hijos van creciendo y se tienen que enfrentar a diferentes cosas. Que algunos son "lanzados" por naturaleza y otros encuentran mayores dificultades; seguramente eso tenga mucho que ver con lo que han recibido y  con su forma de ser. Pero lo que está claro es que conocer y trabajar tus debilidades te hace fuerte, no crees?

viernes, 30 de octubre de 2015

Happy halloween!!!

Elena está entusiasmada con Halloween,
no entiende que a mi no me guste celebrarlo y siempre insiste en hacer algo.

Este año le pedí a un compañero una calabaza para decorar, pero nos trajo una de las que se usan para hacer cabello de ángel, una verde y bastante redonda. Cuando la vio me miró como diciendo… ni siquiera sabes cómo es una calabaza de halloween?!

Así que le propuse pintarla de blanco, espolvorear purpurina naranja, y hacer una calabaza diferente. Pareció gustarle la idea y nos pusimos manos a la obra.

A los pocos días una preciosa calabaza naranja llegó a mis manos y fue entonces cuando decidimos hacer un pequeño rincón dedicado a esta celebración. Sólo necesitábamos nuestra primera calabaza tuneada, cartón para hacer unos murciélagos, una araña, una preciosa calabaza naranja y un poco de imaginación para montar todo.














Así que este año no me libra nadie, ya estamos preparadas…

Lo dicho,


Happy Halloween!!!