miércoles, 11 de junio de 2014

Dulce detalle

Creo que no hacen falta grandes cosas para tener detalles bonitos,
es más importante fijarte y observar a las personas que aprecias para descubrir qué puede sorprenderlas.

Como os comenté, el pasado viernes era el cumple de una amiga. Yo quería tener un detalle con ella pero no sabía qué hacer. Entonces, esa semana en un recreo ella dijo… "tengo antojo de rosquillas de anís, pero no tengo la receta". En ese momento se me iluminó la bombilla!!, "tranquila que ya te consigo yo la receta" contesté.

Sólo tenía que buscar una receta, se la pedí a otra amiga que las hace que te mueres, y hacer una tarjeta bonita.

Para la felicitación utilicé la big shot, troqueles cuadrados para cortar la tarjeta blanca de base y dos papeles para la composición. Luego usé dos troqueles de mariposas para adornar la tarjeta y tinta distress para coordinar el fondo blanco con los colores de la felicitación.
Por último pegar, envejecer , rasgar un poco los papeles dando textura y profundidad, y coser un sobre bonito para guardarla.
Después vendría lo difícil, hacer las rosquillas!!! 




Me acompañó la suerte del principiante porque salieron bastante buenas y con un aspecto de primera. La receta la incluí dentro, pegada con washi al lado de la dedicatoria.


Un detalle bonito y dulce para alegrar el día a cualquiera,


no crees?!...

4 comentarios:

  1. Qué detalle mas rico y bonito!!!
    Ahora nos tienes k pasar la receta. Jjjjjjjjj

    ResponderEliminar
  2. Q buenisima idea...eres detallista y por eso te qedaste con el comentario de donde surgió este regalazo...y q te dijo tu amiga?se qedaria con la boca abierta no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enseñó todos sus dientes al sonreír... Eso siempre es buena señal!!!!

      Eliminar